La cita

"No hay nada limpio, nada saludable, nada prometedor en esta época de prodigios; nada, excepto seguir contando lo que pasa" (Henry Miller)

"De la esclavitud más espantosa, salió la música más libre"


"El lenguaje nos protege porque también sirve para canalizar el miedo y el peligro; de alguna manera, nos tranquiliza" (Alfredo Costa Monteiro)







domingo, 2 de julio de 2017

Mariem Hassam, el Sahara y Nubenegra: unidos en el desierto

El grupo británico The Clash grabó “London calling” en su disco del mismo título en 1979. La canción está influenciada por un accidente nuclear ocurrido en Pennsylvania en ese año y su letra habla de drogas, desempleo y conflictos raciales en Gran Bretaña. Algo de todo ello quizá esté detrás de los últimos hechos trágicos acaecidos en el país anglosajón en las últimas semanas; los atentados de Manchester y Londres y el incendio de la Torre Grenfell, que costó la vida a casi ochenta personas.
Como dice el título de nuestro programa, hay un hilo conductor en él: el sello Nubenegra y la dignidad del pueblo saharaui. "Mariem Hassan, la voz indómita (del Sahara Occidental)" es un libro escrito al alimón por Zazie Schubert Wurr y Manuel Domínguez, y editado por el sello Nubenegra, que contiene un interesantísimo vídeo y un fabuloso disco con canciones inéditas de la cantante saharaui, grabadas durante los últimos cinco años de su vida. Murió en 2015.
Mariem es la voz de su pueblo, en los territorios ocupados y en el destierro en los campamentos de refugiados. No es un disco con canciones tan politizadas como abundan en su discografía; son sobre todo canciones de amor y de evocación de su tierra. Abundan los mawales, un género vocal muy exigente al que tuvo que recurrir ante la falta de guitarristas que la pudiesen acompañar. Sí tiene, sin embargo, otros músicos que le arropan, como Seydu, Wafir Sheikeldin GibrilRavid Kalahani, componente de los Yemen Blues, el trompetista Miguel Jiménez, del Septeto Santiaguero y el pianista Edgar Vero, ambos cubanos, aportando jazz y blues a su desgarradora voz. La edición de este libro se terminó de imprimir el 27 de Febrero de 2017, 41 aniversario de la creación de la República Arabe Saharui Democrática, encontrándose la luna nueva en su primer día de fase creciente.
“Al widaa” es una canción de despedida. La canta ella sola, en el retiro de su jaima, poco antes de morir. Dicen los autores del libro: “Sintiéndose ya muy débil, Mariem quiso dejar un breve testamento centrado en el arte y la cultura, y por dos veces quiso cantarlo en público durante la III Conferencia de Cultura, celebrada en Smara en Febrero de 2015. Sus fuerzas no se lo permitieron. Lo hizo en la intimidad de la jaima, lejos de los focos de los escenarios, el 28 de Febrero”
La cantante saharaui colaboró, a su vez, con el músico sudanés Wafir en su magnífico trabajo Nilo Azul (Nube Negra, 2002) y este sello editó en 1999 un recopilatorio, titulado El planeta del ritmo, para la revista Ajoblanco. Para dicho disco, se extrajeron dos canciones que les representaba: el guitarrista Nayim Alal y la cantante Aziza Brahim, depositaria de la herencia de la tradición y el compromiso de Mariem Hassan.
El Sahara y el blues unidos en el disco Kulanjan (Rykodisc Records, 1999) que unió al bluesman Taj Mahal y al músico de Malí, Toumani Diabaté. El último tema se titulaba "Sahara", con el que rendimos homenaje, nosotros también, a Mariem, Nubenegra y a Manuel Dominguez, que apostó sin descanso por ella y por dar voz al pueblo saharaui.
Ha sido un placer compartir su música.

Fernando Martínez