La cita

"No hay nada limpio, nada saludable, nada prometedor en esta época de prodigios; nada, excepto seguir contando lo que pasa" (Henry Miller)

"De la esclavitud más espantosa, salió la música más libre"


"El lenguaje nos protege porque también sirve para canalizar el miedo y el peligro; de alguna manera, nos tranquiliza" (Alfredo Costa Monteiro)







sábado, 21 de diciembre de 2013

Tráfico de Tarareos, 20 de Diciembre de 2013

El inicio del programa de hoy es muy personal. Quiero dedicárselo a mi madre, que el 20 de Diciembre hubiera celebrado su cumpleaños. Me enseñó a amar a la radio, y posiblemente de no haber sido por ella, hoy no estaría escribiendo en este blog. En su memoria, una canción que le emocionaba, que me emociona: "Alfonsina y el mar", cantada por la gran Mercedes Sosa, La Negra.
Hoy el programa transita por la música arábigo andalusí y de Sudán, de Granada a Jartum...
La novedad discográfica viene representada por La Banda Morisca, una banda heredera de otra que fue pionera en el mestizaje entre el flamenco, la música andalusí y el folklore castellano, en la difusa etiqueta de la música étnica: Radio Tarifa. No en vano, en el disco que escuchamos, hay miembros de estos últimos como Vincent Molino, y colaboraciones como la de Faín S. Dueñas. También la de Wafir S. Gibril.
De este músico sudanés rescatamos su disco Nilo Azul, de 2002 (Nubenegra), un magnifico trabajo donde daba rienda suelta a su inagotable creatividad y a su imaginación compositiva; un disco donde confluye la música de su país, Sudán, el flamenco, el jazz y otras influencias que conforman su rico y variopinto universo musical. Lástima que no tuviera continuidad, aunque le podemos escuchar colaborando con músicos de muy variado pelaje. Toca acordeón e instrumentos de percusión pero donde destaca es en la utilización del laúd árabe. Le acompañan músicos relacionados con el folk como Patxi Pascual o Josete OrdoñezPeter O'Teo, más enraizado con el blues y el rock, y los saharauis Nayim Alal, guitarrista, o Mariem Hassan, la voz que encarna la liberación de su pueblo.
En los últimos minutos escuchamos a un cantante sudanés, Abdel Aziz el Mubarak (World Circuit) dirigiendo a una elegante orquesta que se adentra en el fascinante mundo musical de ese país, confluencia de culturas de Occidente y de Oriente.
Y por mi parte tan solo desearos un feliz Solsticio de invierno.
Como siempre, ha sido un placer.
Fernando Martínez.